Alimento tradicional y ancestral considerado hoy un superalimento para mejorar la salud intestinal y la digestión, reducir la inflamación y fortalecer el sistema inmune. 

 

Ingredientes: Huesos de carne de pastura. Sin sal agregada.

Cómo utilizarlo:

El caldo se entrega congelado y una  vez abierto conservar en heladera 3 días entre 0º y 4º o freezer 3 meses.
Cómo tomarlo: depende de tus necesidades, pero recomendamos que un frasco de 650 ml te dure 3/4 tomas. Podes tomarlo solo cómo #caldo o agregárselo a risottos, carnes, puré, polenta, etc.

 

Beneficios del consumo de caldo de huesos:

  • El caldo de hueso contiene gran cantidad concentrada de colágeno, aminoácidos y numerosos oligoelementos. 

  • Fuente de minerales, como el calcio, fósforo, magnesio y potasio

  • Contiene sulfato de condroitina y glucosamina, los compuestos que se venden como suplementos para reducir la inflamación, la artritis y el dolor articular.

  • Incluye colágeno; una proteína que se encuentra en el tejido conectivo de los animales vertebrados, que es abundante en los huesos, médula ósea, cartílagos, tendones y ligamentos. (El desglose de colágeno en los caldos de hueso es lo que produce la gelatina). La gelatina en el caldo de hueso puede ayudar a curar un intestino permeable, es beneficioso para aquellos con trastornos inflamatorios o autoinmunes. 

  • También reduce el dolor articular, la inflamación, previenen la pérdida de hueso (osteoporosis), y mejora la calidad de la piel, el pelo y las uñas.

 

Nuestro caldo:

  • Está elaborado con huesos de vaca de pastura: animales criados al aire libre, sin hormonas de crecimiento, ni antibióticos. Son animales de libre pastoreo. Esto es fundamental, los animales tienen que estar sanos para impartir el máximo beneficio a la salud. Los animales criados en granjas industriales (feet lot) son lo más alejado de lo saludable y a menudo su carne nos produce inflamación. Los animales de libre pastoreo o alimentados de pastura son más ricos en Omega 3.

 

En este camino que recorrimos investigando acerca de los beneficios del caldo de hueso, nos ayudaron muchas personas, entre ellas: Alex von Foerster, Fabián Volpe y Matias Iwanow, a quienes agradecemos por su generosidad.

Copyright © 2018 Healthinking